La Palabra en Domingo

XXXI Domingo del Tiempo Ordinario
Cuando Jesús acepta la invitación de Zaqueo para cenar en su casa la gente exclama escandalizada: Ha ido a hospedarse a casa de un hombre pecador! En realidad tienen razón, porque Zaqueo es publicano y pecador. Mas hospedándose en su casa, Jesús le ofrece amistad, un gesto que Zaqueo sorprendido y agradecido, acepta con gozo. El desenlace de esta historia manifiesta claramente los reducidos límites hasta donde llega nuestro conocimiento del corazón humano.
La Palabra en Domingo La Palabra en Domingo Reviewed by MSC on 20:20 Rating: 5
Imágenes del tema: Jason Morrow. Con la tecnología de Blogger.