sábado, julio 31, 2010

La Palabra del Domingo

18 Domingo Tiempo Ordinario. La Palabra de Dios nos provee del mejor equipamiento, el de la sensatez, por saber medir el tiempo y los bienes –“Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato”-; la discreción, para no errar en un consumismo descontrolado con consecuencias dolorosas, la austeridad en tiempo de escasez y de dificultades; la consciencia, para no perder el dominio propio y la atención y sensibilidad en el uso de los bienes; el reconocimiento de que todo es don; la solidaridad con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar nuestra página. Puedes firmar tu comentario y debajo, escoger la opción anónimo si no tienes cuenta en google...