viernes, enero 15, 2016

Seis meses de la Pascua del Hno. Fabio

Hno. Fabio Almánzar, msc
Hace ya seis meses de la partida de nuestro querido Hermano Fabio Almánzar, msc. El sábado 4 de julio anunciamos su Pascua definitiva. Ese día celebramos la Eucaristía en el Santuario Parroquia La Altagracia, Santiago, en la mañana y en la tarde. Después partimos al cementerio de El Ingenio, Santiago. Enterrado en su cuerpo mortal, Fabio confió siempre en las palabras de Jesús y vivió con esa esperanza de que el amor vence a la muerte, que la vida tiene su culminación en la Vida. 
Damos gracias al Señor por la vida de nuestro hermano Fabio, quien se entregó con entusiasmo y disponibilidad a la vocación cristiana y misionera en la que fue elegido y consagrado. Su presencia alegre y servicial permanece como llama viva que alumbra los caminos de nuestro andar misionero.

1 comentario :

  1. QUE DIOS CONTINUE ENVIANDO FIELES VIÑADORES, COMO LO FUE EL HERMANO FAVIO, PARA QUE SIGAN ANUNCIANDO EL REINO CELESTIAL CON SUS EJEMPLOS DE VIDA.
    GRACIAS HNO. FAVIO POR TU LEGADO.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar nuestra página. Puedes firmar tu comentario y debajo, escoger la opción anónimo si no tienes cuenta en google...

Evangelio de Martes Santo Simón Pedro le dijo: - «Señor, ¿a dónde vas?».
Jesús le respondió: - «Adonde yo voy no me puedes seguir ahora, me seguirás más tarde».
Pedro replicó: - «Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Daré mi vida por ti».
Jesús le contestó: - «¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».»."
Evangelio según san Juan
Suspendido el calendario del Monte de Oración para los domingos de Cuaresma y Triduo Pascual   |   Amigo del Hogar, la revista de la familia dominicana  |   La Eucaristía puede ser seguida diariamente por televisión, cable y redes sociales   |   El Monte de Oración, un lugar para cultivar el silencio y la vida interior   |  ¡Amado sea en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús!  |   En tiempos de crisis, la fe fortalece e ilumina la vida de la comunidad cristiana